Yao Ming, ¿miembro indiscutible del salón de la fama?

El 9 de septiembre del 2016, Yao Ming ingresó al Salón de la Fama del básquetbol, pero hay quienes aún refutan de su mayor logro como deportista.

Han pasado dos años desde que la leyenda ya retirada de los Houston Rockets, Yao Ming, ingresó al salón de la fama del baloncesto y, al igual que otros miembros como Tracy McGrady y Grant Hill, tanto los fanáticos como la prensa NBA siguen cuestionando su incorporación a este exclusivo grupo de leyendas. Declaraciones como “Yao Ming, no es ni la mitad de jugador de lo que son las leyendas como Jordan o Bird” o “No tiene una carrera exitosa en la NBA como para ser considerado un miembro del Hall of Fame” no son más que una clara demostración de lo superficiales que son muchos críticos y amantes de este deporte, viéndose incapaces de ver todo lo que ha hecho este ‘gigante’ por nosotros.

Yao Ming, un jugador que va más allá de las estadísticas

Para comenzar, hay que recalcar dos de los errores más graves que cometen los amantes del baloncesto al momento de criticar. Primeramente,  la gran mayoría de ellos piensa que el Salón de la Fama es exclusivo para la NBA y que los logros de un jugador solo son válidos si fueron en la liga más competitiva del mundo. Esto, obviamente, es completamente falso; estamos hablando del Salón de la Fama del “Baloncesto”, lo que significa que todos los logros que tuviste a lo largo de tu carrera son válidos, sin importar en la liga que juegues o en el país que te encuentres. El segundo error se relaciona con el mismo título: estadísticas. Tanto los fans como los analistas sobrevaloran demasiado este rubro, y más si se trata de un jugador extranjero.

Para la comunidad china, Yao Ming es considerado como la figura más reconocida desde Mao Tse Tung, siendo el puente entre dos mundos.

La carrera de Yao Ming  va más allá de los números que vemos en un papel. Si bien su carrera en la NBA no fue algo “extraordinario”, logró algo más importante; se convirtió en el puente entre dos mundos distintos: oriente y occidente. Anteriormente, la liga no tenía sus ojos puestos en China y menos en el resto del continente asiático. Pero en el 2002 esta visión cambió por completo con su llegada. Gracias a Yao, la NBA se ha expandido a un nivel comercial y deportivo inimaginable. El ‘gigante chino’ ha contribuido con la difusión de la cultura china en USA y el resto del mundo, así como la popularización del baloncesto nacional. Yao Ming es la figura más reconocida de China desde Mao Tse Tun, siendo un héroe para millones de personas en el mundo Si ahora vemos jugadores del continente asiático en la liga más competitiva del mundo, es por él; si la NBA manda de gira a sus equipos a jugar en China, él lo hizo posible; si el básquetbol internacional ha mejorado a un ritmo muy acelerado, es por él (en compañía de  jugadores extranjeros como Manu Ginobili, Dirk Nowitzki, Pau Gasol o Tony Parker).

A pesar de las barreras culturales y tener que hacerle frente al jugador más dominante de la época de los 2000’s, Shaquille O’neal, Yao Ming triunfó en su primer año en la NBA.

Ser miembro del salón de la fama del básquetbol no es solo por las estadísticas, los MVPs, anillos, trofeos, medallas o la NBA; es un reconocimiento por todo lo que haz aportado a este deporte y cómo cambiaste al mundo con ello.  Yao Ming, el embajador más grande que ha tenido básquetbol,  lo ha conseguido y su lugar entre las leyendas está muy merecido. Nosotros, los verdaderos fanáticos estamos en deuda con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *