Mes de nostalgia, capítulo II: Yao Ming vs Shaquille O’neal, un encuentro de ensueño

Yao Ming , el recién llegado a la NBA tuvo que hacerle frente a Shaquille O’neal por el honor de China

De China a la NBA; de héroe a perdedor; de perdedor a estrella, así fue la primera temporada de Yao Ming, un joven de 22 años que se embarcó en una travesía para representar a su nación (China) en la liga más competitiva del mundo, la NBA. A pesar del radical cambio cultural, las barreras del idioma y la presión de ser la figura pública china más famosa desde Mao Tse Tung,  el ‘Gigante chino’ logró triunfar en su primera temporada como novato, y se llevó con él recuerdos que pasarán a la historia. Uno de ellos, y el más invaluable,  fue el primer duelo que tuvo contra el jugador más dominante de la era, Shaquille O’neal, que tocó los corazones y lleno de lágrimas de alegría a la fanaticada de Houston y, sobre todo a toda la comunidad china. Pero, ¿por qué fue el más invaluable? Lo descubriremos en breve.

¿Qué significa Yao Ming para China?

Durante la época de la patria roja china, Mao Tse Tung, el supremo gobernante, aisló a toda su nación del resto del mundo, prohibió todo lo que era perteneciente a la cultura occidental, excepto una cosa: el básquetbol. Este deporte pudo practicarse con libertad en toda China porque Mao disfrutaba del juego al igual que sus colegas y cadetes. Él decidió infundir la cultura colectivista-comunista en su pueblo, a través del básquetbol; las estadísticas individuales no importaban, sino el trabajo en equipo, el honor y la gloria de China. 

Yao Ming, un pivot fuera de lo convencional

Pero cuando se alzó el gobierno del Deng Xiaoping, las reformas económicas socialistas, cambiaron radicalmente, y con la llegada de Yao Ming al estrellato, los líderes de China vieron una increíble oportunidad para expandir su comercio internacional, usándolo, primeramente, de embajador en los Estados Unidos. Más adelante, el ‘Gigante Chino’ se convirtió en un fenómeno revolucionó el concepto del biotipo del basquetbolista chino, no solo por sus habilidades en general, sino por la posición en la que jugaba: el centro (o pivot).

“Siempre hay y hubo un complejo entre los atletas chinos, una actitud de ‘oh, no somos fuertes, no somos poderosos, pero podemos hacer el trabajo inteligente y fino. Podemos ser  gimnastas y clavadistas. Les dejamos a los occidentales el deporte de levantar pesas’. Y ver a uno de los suyos en la liga americana y jugando de pivot, la posición poderosa, eso es un gran orgullo para los chinos, y más porque se estará enfrentando a Shaq”, comenta Alexander Wolff, periodista del baloncesto. Gracias a Yao, su gente y millones de aficionados de todo el mundo viven esperanzados de cumplir sus sueños, porque ahora están convencidos de que en el deporte y en la vida  hay límites ni estereotipos.

“Tener un jugador asiático que pueda encestar…¿que me dicen de eso? Shaquille O’neal, ¡muérete de envidia, porque aquí viene Yao Ming!” – aficionado chino (2003)

“Yao Ming es la respuesta a la NBA, ¿sabes por qué? Porque los jugadores que tenemos no son más que un montón de millonarios perezoso. Yao llegó con una ética de trabajo: la determinación de demostrar lo que vale.” – aficionado americano (2003)

“Cuando en China hablan de él, es un poco sospechoso. Lo consideran un la ‘Buena Fe’ y vaya que lo es. – Spike Lee (2003)

“Es fuerte en la cancha y tiene cara de ser un chico dulce. Entiendo por que la gente habla tanto de él. – Adam Sandler (2003)

El momento de la verdad

Febrero 17 del 2003. Son las 9:00 am en Shangai. Toda China está paralizada, las calles vacías y las oficinas cerradas. Los amigos y la familia están reunidas para presenciar el evento más importante para su nación: su tesoro nacional, Yao Ming, se enfrentará cara a cara contra el americano más poderoso de la NBA, Shaquille O’neal.

En Houston, el ‘Gigante chino’ sentía una presión como ninguna otra en su carrera, pero al mismo tiempo, sentía el apoyo de toda la fanaticada, tanto en Houston como en su nación. Sabía este encuentro era crucial para su gente, la oportunidad de cambiarles el foco a todo el mundo de que China también tiene un buen básquetbol y puede competir contra USA.

El momento de la verdad está a punto de empezar, Yao y Shaq están en el círculo de salto, la multitud está eufórica, no se ha visto un evento entre pivotes de esta magnitud desde la época de Bill Russell y Wilt Chamberlain (60’s).

Primer salto entre Shaquille O’neal y Yao Ming.

Narración de comentarista de ESPN –  “La pelota está en el aire y empieza el partido; Shaq gana el salto. En Shanghai están viendo el juego en vivo. Allá son las 10:30 am.  O’neal acomete directo a Ming y ¡es bloqueado! Houston recupera la bola y bajan a la ofensiva, Yao Ming está bien abierto, recibe, primer toque,  ¡y encesta! Los primeros puntos del grandote en frente de Shaquille O’neal. Kobe arma el juego y se la pasa a Shaq, que esta marcado por Yao, gira, gancho, ¡oh! ¡otro bloqueo! ¡Segundo bloqueo del grandote chino contra O’Neal! Se inicia el contrataque, Steve Francis lidera la transición, Yao se acerca como un trailer y ¡consigue otros dos puntos! Es un comienzo asombroso. O’neal, nuevamente, postea contra Yao, empuja, ¡cuidado! ¡y pierde otra oportunidad! ¡Que grandes movimientos de Yao Ming, no se ha visto algo así en Houston desde la era de Hakeem Olajuwon. Yao recibe otro pase, va directo hacia el jugador más valioso de la liga, intenta un tiro de media ¡y anota!, ¡otro más!, ¡está que arde!..”

Yao Ming dificultando los tiros de Shaq.

Fue un gran primer cuarto, pero ni Lakers y ni Shaq se quedarían de brazos cruzados. Las cosas se pondrían más duras para el gigante novato. Narración de comentarista de ESPN – “…O’neal está siendo cada vez más agresivo en esta segunda mitad. Shaq recibe el pase ¡y la hunde! ¡Mujeres y niños primero! Yao Ming no puede hacer nada, O’neal lo está agotando, ¡otra vez Shaquille! ¡el tornado negro ataca y se traga a Yao con todo y aro!  El juego sigue y los Lakers continúan ganando terreno. Fisher a O’neal, gira hacia adentro, ¡y encesta! ¡Es un tiburón! Yao Ming está en el suelo, fue mucho para él, mira el reloj, ya no falta mucho tiempo. Bryant intenta un triple, falla y ¡rebote intenso del grandote!, se la pasa a Mobley, costa a costa y convierte la bandeja. ¡Gran pase de Ming! O’neal, ¡qué tal movimiento y encesta otra vez! Increíble juego, faltan menos de 24 segundos para que termine y Houston está abajo por 3 (92-89).  Le dan la pelota a Yao, Francis la recibe, triple…¡baaang! ¡Empata el juego a 92! Ultima jugada de los Lakers, Kobe tiene la pelota, está marcado por Mobley, Bryant lo intenta, ¡sobre Ming!..¡falla!, ¡remate de Shaq y encesta! ¡NO VALE! ¡NO VALE! ¡JUGADA ILEGAL! ¡Ya se había terminado el tiempo!.. …los árbitros discuten y revisan la jugada…¡NO ES VÁLIDA! ¡HABRÁ PRÓRROGA!..”

Fue un tercer y cuarto cuarto, realmente, duros. Pero los esfuerzos siempre serán recompensados. Narración de comentarista de ESPN – “…nos acercamos al clímax del suplementario, Houston arriba 104 a 102, nueve en el reloj  de posesión, quedan 20 segundos de juego, Yao Ming sale, cortina para Francis, quien está marcado por Kobe Bryant, Shaquille sale a ayudarlo, quedan 3 segundos, Steve amaga, pase adentro a ¡YAO! ¡Yao Ming la hunde! ¡Rockets se despega del marcador! Va a acabar el juego, intento desesperado de Fisher…¡falla!, ¡se acabo! ¡SE ACABO! ¡HOUSTON ROCKETS VENCE A LOS ÁNGELES LAKERS! ¡YAO 1 – SHAQ 0! ¡Que gran momento para el Yao Ming, señoras y señores! ¡Que gran momento para China!”

Luego del juego contra Shaq, Yao recibió la llamada de casi todos sus conocidos de China, y se terminó de consagrar como una estrella absoluta de la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *